viernes, 17 de enero de 2014

Reto Grandes Monstruos de la Literatura


 










Bien, es posible que en la entrada anterior dijese que no me iba a apuntar a más retos, pero... ¿conoces a mi amiga Patricia? -esto me acaba de quedar muy How I met your mother y así espontaneamente-  bueno, en mi otro blog es bastante famosa, al lío, resulta que me envió un reto del blog Caminando entre libros llamado Reto Grandes Mounstruos de la Literatura.


 El reto consiste en leerse de tres a diez libros de estos grandes autores en cuatro niveles a elegir: audaces, intrépidos, valientes y temerarios. Como me veo yo muy motivada, o eso me digo para autoconvencerme, y algunos de los libros que están en la lista que nos proporciona el blog, para encaminarnos, coinciden con algunos del reto 12 meses, 12 libros he decidido que ni mucho ni poco y soy una VALIENTE, lo que implica leer entre 5 y 7 libros. Ánimo para mi.

PROGRESO

viernes, 10 de enero de 2014

25 españoles




De retos va la cosa, este es el tercero y aquí debería parar, porque, total, luego no acabo ni medio...

Este reto nos lo trae Laky, de Libros que hay que leer y en el se nos propone leer 25 libros de autores españoles o hispanoamericanos para impulsar la literatura autóctona y teniendo en cuenta lo que estudio, perdermelo sería casi un delito.

A este reto me apunto con una ventaja, mi carrera divide los cuatrimestres en lengua el primero y literatura el segundo -explicaría el por qué de estas cosas pero es un rollazo-, lo que quiere decir que el 20 de enero comienzo el cuatrimestre de literatura con 3 asignaturas a una media de 10 libros cada una -tengo entendido- y si soy una alumna responsable tendría el reto terminado para Mayo. Por otro lado, cuando me obligan a leer libros mi cuerpo se revela y trata de dejar las cosas para última hora o para otra vida y este reto podría darme el empujón y la motivación para leerlos. Todo ventajas.


PROGRESO

1. Sab, Gertrudis Gómez de Avellaneda
2. El tiempo entre costuras, María Dueñas
3. La amortajada, María Luisa Bombal

12 meses 12 libros II

El año pasado me vi muy motivada y decidí apuntarme al reto que proponía el blog De tinta en vena que nos proponía leernos 12 libros que llevasen más de un año en nuestra estantería y reseñarlos en los 12 meses del año.


Mis doce libros llevaban más de un año muertos de asco, cambiando de balda de estantería sin ser leídos, pero finalmente sólo tres vieron la luz y solo uno fue reseñado, un desastre. Pero tenemos una segunda oportunidad, este año se ha vuelto a proponer y yo me sigo viendo motivada y de esta va seguro, segurísimo -jajajajjajajajajajajajaja, me desorino-.










1. Un día perfecto, Melania G. Mazzucco 
2. Ana Karenina, Leon Tolstoi
3. Rebeca, Daphne du Maurier
4. Vida de una geisha, Misako Iwasaki
5. El retrato de Dorian Grey, Oscar Wilde
6. El sueño de una noche de verano, William Shakespeare
7. Orgullo y prejuicio, Jane Austen
8. Hamlet, William Shakespeare
9. Madame Bovary, Gustave Flaubert
10. Werther, Goethe
11. La elegancia del erizo, Muriel Barbery
12. O lapis do carpinteiro, Manuel Rivas


jueves, 9 de enero de 2014

50x365

Por cuarto año consecutivo me he propuesto leer 50 libros en 1 año, no parece una tarea difícil, pero los tres años anteriores me he quedado rondando los 25 (2011,2012,2013).

En realidad me siento mal por no leer más y es que conozco las razones que me hacen no dedicarle el suficiente tiempo a los libros: internet y la carrera.
  • INTERNET: Blogs, vídeos, curiosidades, wikipedia, series.ly,... gasto tanta hora delante de la pantalla que me da vergüenza hasta pensarlo, la mitad del tiempo viendo series.
  • FILOLOGÍA HISPÁNICA (bueno, el nuevo grado): Aunque parezca que no tiene mucho sentido, pues estudiar esta carrera implicaría leer mucho más, lo que sucede es que cuando me obligan a leer me entra la pereza y lo voy dejando para última hora, pero tampoco los libros que me gustan porque me siento mal de tener los otros para leer, así que no leo nada hasta última hora que me doy un atracón, cosa que está muy mal.
Conociendo el problema se supone que es más fácil atajarlo, pero este es el cuarto año y a la tercera no fue la vencida... La esperanza es lo último que se pierde.

El blog en el que me solía apuntar yo en el reto parece que este año nos ha abandonado, pero soy una chica de recursos y me he hecho cuenta en goodreads, que al parecer es una página como muy interesante para los lectores, donde yo no sabía que podías poner los libros que pretendes leerte y se ve tu porcentaje de como va el desafío, en realidad no sé muy bien como funciona y estoy empezando a divagar.

2014 Reading Challenge

2014 Reading Challenge
Anabarja has read 0 books toward a goal of 50 books.
hide

PROGRESO
#1 Un tipo encantador, Marian Keyes
#2 Sab, Gertrudis Gómes de Avellaneda
#3 El tiempo entre costuras, María Dueñas
#4 La amortajada, Maria Luisa Bombal

martes, 7 de enero de 2014

Hola, soy Ana y soy lectora antes de saber leer.

¿Qué? ¿Un poco pretencioso? Para nada, he ido a las fuentes, aka mi madre, y le he preguntado cuando recuerda que empezase a coger libros y, hasta para sorpresa mía, fue antes del año.

Tengo una gran curiosidad por saber qué motiva a una niñita de un año a coger un libro y lo primero que se me viene a la mente es Matilda, pero eso si que sería pretencioso ya que ni aprendí a leer sóla, ni me hacía el desayuno y, mucho menos, movía los objetos con la mente -no porque no lo haya intentado, tuve una fase muy entusiasta con la telequinesis-. La explicación más lógica es que lo único que pretendía era imitar a mi madre, que era la persona más cercana a mi que leía y mucho, muchísimo, debora libros a los que yo no le echaría una hojeada ni a la portada y a autores que yo ya he abandonado por hastío -que todo el mundo diga que un autor es maravilloso no quiere decir ni que me tenga que gustar ni que lo sea- y, además, puestos a imitar a alguien, mejor a ella que a cualquier otro.




Sólo he sacado una cosa más de mi madre, porque fisicamente todavía dudamos de ser familia, nací por cesárea y entonces dormían completamente a la madre así que cuando salí del útero pasaron 6 horas hasta que se digno en abrir un ojo y preguntar por su primogénita, quien sabe si fui el bebé acertado. Me hubiese conformado con el gusto lector, creo que no hay nada mejor que se pueda heredar, pero algo más debíamos compartir: café. Sí, ese negro elixir con poderes mágicos de mantenerte despierto y que después de x dosis no cumple su función, pero lo necesitas, aunque yo puedo controlarlo y, sobre todo, dejarlo cuando quiera. La excusa para esto es que mi progenitora le daba al vicio durante el embarazo -no hay alarmas, eran otros tiempos, incluso tomaba jamón serrano, a lo loco-, así que probablemente ya fuese una cafetera andante antes de nacer, he sido una niña adelantada a mi edad.


Resumiendo, esto que estoy comenzando se puede ver desde varios puntos de vista:
  1. Una oda a mi madre.
  2. Un autoregalo de reyes, ya que hace tiempo que quiero cercar un trocito de internet para hablar solamente de libros y no encontraba el momento.
  3. Un acto de egocentrismo pues no hablaré solo de los libros a través de mi, si no de mi, a través de los libros.
  4. Leer desde pequeña y estudiar Filología no es suficiente dedicación a los libros.


Veamos a donde nos lleva el experimento.